Combustión humana
Verdad o Ficción
Calendario 11/08/2011 a las 07:44
Muchas personas creen que la combustión humana espontánea fue documentada por primera vez en textos igual de antiguos que la Biblia, pero científicamente hablando, estas cuentas son demasiado viejas e imprecisas para ser consideradas como una evidencia.

En los últimos 300 años se han documentado más de 200 reportes de personas que han sufrido una combustión humana expontánea sin motivo aparente. La primera evidencia histórica fiable CHE, parece ser a partir del año 1673, cuando el francés Jonas Dupont publicó una colección de casos de combustión espontánea humana acompañados por los estudios de los mismos a los que llamaría "Incendiis De Corporis Humani Spontaneis". Dupont se inspiró para escribir este libro tras conocer del caso Millet Nicole, en la que se absolvió a un hombre del asesinato de su esposa, porque la corte estaba convencida de que había fallecido por combustión espontánea.

Millet, una bebedora de París se encontró reducida a cenizas en su lecho de paja, dejando sólo el cráneo y algunos huesos de los dedos y el lecho solo fue ligeramente dañado. El 9 de abril de 1744, Grace Pett, de 60 años, un alcohólico que residía en Ipswich, Inglaterra, se encontró en el suelo a su hija como "un tronco de madera consumida por un incendio, sin llama aparente". Cerca de allí estaba la ropa en buen estado.

En 1800 se evidencia el número de escritores que utilizaron esta manera de morir para una escena dramática muerte, pero dos grandes nombres destacan por encima del resto, y se decidieron a utilizar en sus obras la muerte por combustión humana espontánea, el tema causaría un gran revuelo.

El primero de estos dos autores fue el Capitán Marryat quien, en su novela fiel Jacob, utilizaría los datos obtenidos de un caso de CHE publicado en el Times de Londres de 1832, para describir la muerte de la madre de su personaje principal, que se reduce a "una especie de untuosa ceniza."

Veinte años después, en 1852, Charles Dickens utilizó la combustión humana espontánea para matar a un personaje llamado Krook en su novela Bleak House. Krook era una gran alcolico, tomando la creencia popular de que la combustión humana fue causada por consumo excesivo de alcohol. La novela causó alboroto en la época, George Henry Lewes, filósofo y crítico, declaró que la combustión humana era imposible, y acusó a Dickens de utilizar un mito falso. Dickens respondió a esta acusación en el prefacio de la 2 ª edición de su obra, dejando claro que había investigado el tema y que conocía más de treinta casos de combustión espontánea. Los detalles de la muerte de Krook en Bleak House fueron modelados directamente sobre los detalles de la muerte de la condesa -Cornelia de Bandi Cesenate-.

En 1951, el caso de Mary Reeser capturó el interés público en la combustión humana espontánea. La señora Reeser, de 67 años, fue encontrada en su apartamento, la mañana del 2 de julio de 1951, reducida a un montón de cenizas, una calavera, y un pie completamente intactos. Este evento se convirtió en la base para muchos investigadores sobre el tema de CHE. El libro "Fuego del cielo", impreso en 1976, se ha convertido en la obra de referencia moderna sobre la combustión humana espontánea.

El 18 de mayo de 1957, Anna Martin, de 68 años, de West Philadelphia, Pennsylvania, fue encontrada incinerada, dejando sólo sus zapatos y una porción de su torso. El médico forense estimó que las temperaturas habían llegado a 1.700 a 2.000 grados, sin embargo, los periódicos situados a medio metro de distancia se encuentraban intactos.

El 01 de julio 1951 ocurriría quizás el caso más famoso en San Petersburgo, Florida. -Mary Hardy Reeser-, una viuda de 67 años de edad, espontáneamente se quema mientras está sentada en su sillón. A la mañana siguiente, su vecina de al lado probando el pomo de la puerta, la encontró todavía caliente al tacto y se fue en busca de ayuda. Al volver a con la señora Reeser, o lo que quedaba de ella, observo que un círculo ennegrecido de un metro de diámetro era todo lo que quedaba de la mujer de 175 libras, a parte de una sección de su columna vertebral, un cráneo encogido al tamaño de una pelota de béisbol, y un pie envuelto en un zapato negro, además de unos 10 kilos de cenizas. El informe de la policía declaró que la señora Reeser se convirtió en humo, cuando su altamente inflamable camisón se prendió fuego, quizás a causa de un cigarrillo caído, sin embargo, un médico forense declararía que el calor de 3.000 grados para destruir el cuerpo humano debía haber destruido el apartamento, de hecho, el daño fue mínimo, comentaba el medico, las paredes del techo y la parte superior estaban cubiertas de hollín, ningún acelerante químico fue encontrado.

En 1944, Peter Jones, que contó haber sobrevivido a la terrible experiencia de una Combustión Humana Espontánea, explicó que no había ninguna sensación de calor ni avistamiento de las llamas. Él sólo vio humo y certifico que no sentía dolor.

Desde BDL Paranormal esperamos no sufrir nunca esta experiencia, un saludo amig@s.
Buscadores de lo paranormal :: Equipo ::
Web translate...
Localizador Usuarios...
Recomendaciones literárias y más de BDLP...
Ayudanos a repasar el material...

Buscadores de lo Paranormal
Buscadores de lo Paranormal
Audios obtenidos por Buscadores de lo Paranormal
Tsunami en Japon
Recomendaciones Buscadores de lo Paranormal


Todo el contenido de www.bdlparanormal.com es privado, no lo copies sin permiso. www.bdlparanormal.com todos los derechos reservados, para permisos contactar con el Webmaster