Evolución técnica
Nos queda mucho que mejorar...
Calendario 16/02/2011 a las 18:44
Realizar vuelos espaciales será más rápido y barato gracias a un sistema de propulsión de plasma de alta temperatura que facilitará nuevas misiones interplanetarias, explica el veterano astronauta costarricense Franklin Chang Díaz, presidente de Ad Astra Rocket, compañía impulsora de estos pioneros motores.

Esta tecnología, que se encuentra en fase de pruebas y ha sido desarrollada por el sector privado -con apoyo del Centro Espacial Lyndon B. Johnson de NASA y varias universidades de EEUU- comenzó a gestarse hace treinta años y permitirá reducir la duración de las misiones espaciales espectacularmente, incluidas las tripuladas, asegura Chang, que estos días ha pasado por el Parque Científico de Barcelona.

Con los medios convencionales, un viaje a Marte tardaría hoy en día entre 7 u 8 meses en llegar a su destino, mientras que con el "motor de magnetoplasma de impulso específico variable" -nombre dado al proyecto- que está previsto demuestre su operatividad en 2014, el viaje duraría tan sólo dos meses, utilizando menos combustible que la propulsión química actual y con más capacidad de carga.

Estos motores se basan en el uso de plasmas de alta temperatura guiados y acelerados por campos magnéticos: la producción y el calentamiento de plasma es propiciada por ondas electromagnéticas, mecanismo que les otorga mayor fiabilidad y una vida útil más larga.

Chang (San José, 1950), el primer astronauta latinoamericano y uno de los hombres con más horas espaciales (siete misiones entre 1986 y 2002), adelanta a Efe que la prueba de este sistema se realizará en una operación en la Estación Espacial Internacional (ISS en sus siglas en inglés), una instalación que ante las constantes labores de mantenimiento que requiere se beneficiará de esta nueva tecnología de propulsión.

"La ISS requiere que un transbordador o una nave rusa les de un empujón de vez en cuando y eso gasta mucho combustible; con el motor de plasma se puede hacer con un coste diez veces menor", indica Chang, que avanza que mientras tanto, su empresa ya está desarrollando motores más potentes para llevar el hombre a Marte.

Otra de las labores en las que se aplicará este nuevo sistema de propulsión será el transporte de carga a la Luna o la eliminación de los miles de objetos de chatarra espacial -restos de satélites y otros elementos- que se encuentran en órbita de la Tierra y suponen un peligro.

Franklin Chang, que dirige desde Houston la compañía aeroespacial Ad Astra Rocket -que dispone de un laboratorio de desarrollo en la Universidad Earth de su Costa Rica natal-, remarca que en los últimos cinco años se han invertido 25 millones de euros en ultimar esta tecnología, que prevé resulte rentable para el sector privado gracias a las misiones espaciales tripuladas.

El programa de transbordadores de la NASA finaliza este año, tras treinta años de funcionamiento, y la agencia espacial de EEUU parece centrar sus esfuerzos en misiones de exploración científica, lo que según Chang propiciará que sean compañías privadas las que se encarguen de vuelos tripulados.

"Lo importante es reducir el costo, hay compañías que están desarrollando tecnologías para poder capturar el mercado del turismo espacial, que es muy interesante", afirma el veterano astronauta para quien se ha producido un "cambio de paradigma" en el ámbito del acceso al espacio por el hombre.

"La exploración espacial es una aventura de carácter planetario, global, que involucra a muchos países desarrollados, desde la UE y Estados Unidos o Japón y también China o India; es una tarea internacional", señala.

A pesar de las incertidumbres, marcadas por la crisis financiera, Chang, que hizo su bautizo con la NASA pocos días antes de la tragedia del transbordador Challenger -una triste efemérides que ha marcado la historia reciente de la NASA- cree que la "conquista" del espacio continúa.

"Hemos recibido golpes, pero nos hemos levantado; la exploración espacial es inexorable", afirma ceremonioso este nieto de españoles -por su venas corre también sangre asiática- que a sus más de 60 años no renuncia a volver a ver la Tierra desde el espacio, aunque sea de mano una compañía privada.

A juicio de Chang, la raza humana, que en breve alcanzará los 7.000 millones de individuos, está obligada a salir del planeta.

"Llegará un momento en el que no habrá suficiente espacio, y el hombre tendrá que vivir fuera. La Tierra se convertirá en un parque nacional de la Humanidad, al que eventualmente podremos regresar para ver lo bello que es", vaticina.
Buscadores de lo paranormal :: Equipo ::
Web translate...
Localizador Usuarios...
Recomendaciones literárias y más de BDLP...
Ayudanos a repasar el material...

Buscadores de lo Paranormal
Buscadores de lo Paranormal
Audios obtenidos por Buscadores de lo Paranormal
Tsunami en Japon
Recomendaciones Buscadores de lo Paranormal


Todo el contenido de www.bdlparanormal.com es privado, no lo copies sin permiso. www.bdlparanormal.com todos los derechos reservados, para permisos contactar con el Webmaster